Muchos son los artículos que afirman que el gran Carlos Fortuna es uno de los magos más reconocidos en Barcelona, así que si a estas alturas no los has visto sobre escenario no puedo más que recomendarte una cosa: conócelo.

Lo más importante es que este joven es una gran ilusionista y puede ser llevado a cualquier cena especial de empresa, que no decepcionará a tus invitados.

Sus objetivos son fortalecer los lazos de trabajo entre los propios compañeros, para lo que usa la proximidad entre ellos y emplea en sus actos instrumentos e implementos de la propia empresa, hasta el momento apenas perceptibles para ellos.

Este tipo de magia es conocida como magia corporativa y de su aceptación puede depender en muchas ocasiones el cierre satisfactorio de no pocos contratos de trabajo, negocios y asociaciones entre diferentes empresas.

Se dice que Carlos Fortuna logra mejorar el clima laboral a través de la imbricación que logra, una vez que hace que cada uno de los asistentes al evento sea parte de su acto de magia.

El truco tiene una duración de unos 45 minutos, y durante este tiempo los comensales hacen como que se trasladan a otra dimensión, a otra realidad, pues se involucran tanto en el acto que es allí el espacio que el mago crea para que se perfeccionen las relaciones de trabajo.