Quien lo dude es muy inocente e ingenuo: la política es la empresa más compleja. Es más fácil vender ropa interior que conseguir votos para un político. Por eso en los cursos en ventas que os muestro enseñan muy bien a crear campañas políticas para que aquellos interesados en este mundo sepan cómo hacerlo una vez que estén allí.

Me refiero a una prestigiosa academia de negocios que está avalada por las grandes mentes del ámbito comercial. Se trata de un proyecto que responde a la necesidad de formar profesionales altamente preparados en este ámbito.

Es cierto que en las universidades hay programas de cursos de negocios. Pero la experiencia nos ha demostrado que con esto no es suficiente. Los nuevos tiempos exigen nuevos profesionales. Por eso creo que quien esté interesado verdaderamente en hacer carrera comercial desde la política debe formarse en una academia como esta.

Lo mejor que tienen estas escuelas es que saben combinar la teoría con la práctica, lo cual es muy importante porque un basamento teórico siempre es útil y porque la práctica es, al fin y al cabo, la que nos demuestra si tenemos talento o no para este trabajo.