Los jovenes no pueden vivir sin tecnología y últimamente según las tendencias del mercado tampoco pueden hacerlo sin comprar xiaomi Pero antes este nuevo panorama hay que tener cuidado de que los más pequeño no desarrollen el síndrome de tecnofilia.

 

Esta es la afición hacia la tecnología o dispositivos relacionados generalmente con computadoras/informáticos/móviles. En este caso, las personas dependen en forma excesiva del uso de la tecnología, a tal punto de que no pueden separarse de ella.

Es por esto que podemos denotar que la tecnofilia se basa en una obsesión a la tecnología incluso podemos decir que esta es una adicción en donde, al igual que las drogas, si no se está con un objeto tecnológico, ya sea con conexión a Internet o simplemente con el teléfono, genera trastornos muy parecidos a cuando las personas están consumiendo alguna “sustancia ilícita”, que es la dependencia.

 

Otras veces llegan a endeudarse para obtenerlos. Son fanáticos de las redes sociales y además son muy ansiosos. Si bien ocupar diversas tecnologías para nuestro bien en el día a día ya sea para satisfacer nuestras necesidades o darnos un leve gusto, no es malo, pero debemos fijar bien los límites que separan el buen uso de esta y el abuso que se tiene.