Hace poco fui por primera vez a este restaurante Sevilla y me quedé sorprendido con lo que encontré. Resulta que había leído bastante sobre Casa Carmen en distintas publicaciones sobre gastronomía. También me lo habían recomendado algunos amigos. Pero nunca había tenido tiempo de ir. La verdad es que fui con las expectativas bastante bajas porque es muy raro encontrar sitios buenos y baratos donde cenar. Eso casi no existe.

Por eso mi sorpresa fue tan grata cuando descubrí lo especial que es este lugar. Me sorprendió el servicio y su profesionalidad. Me sorprendió el ambiente y su hermosura y buen gusto. Y sobre todo me sorprendió la exquisitez de la comida. Hacía tiempo que no comía tan bien. Y por tan bajo precio. Esta relación calidad/precio es otra de las cosas que está en peligro de extinción.

Si vas a Casa Carmen no dejes de comer la comida mediterránea, que sin dudas es su especialidad. Aunque si prefieres otros platos seguramente encontrarás algo que te guste porque el menú es muy variado. El chef de Casa Carmen ha recibido múltiples reconocimientos en el mundo de la culinaria. Es un placer poder comer sus platos.